La odisea de comerse un plátano en Costa Rica

Mi cara de "susto" mientras me increpan en la calle por comer este plátano

Cuidado con comer esta fruta a plena luz del día, uno puede meterse en un enredo curioso

Caminando por las calles de San José te encuentras con un montón de puestos de fruta tropical que se te hace la boca agua.Pero hay una fruta que destaca sobre todas las demás: el plátano.
¡¡¡Cuidado!!! Aquí viene el quid de la cuestión: los plátanos nuestros allí se llaman bananas y son de tamaño, color y forma similar a los nuestros. Así que si pides un plátano te van a dar un «bicho» de 40 centímetros de piel color verde, la carne anaranjada y bastante insípido e indigesto. Casi imposible terminar de comerlo.
Y es que los ticos no se comen esta fruta cruda, sino que la cocinan e, incluso, la fríen en tiras muy finas y venden en bolsas similares a una de patatas fritas.
Y por último, pero no menos importante, jamás de los jamases te comas un plátano por la calle a mordiscos. Los ticos se descojonan de ti por las connotaciones sexuales que tiene. En su cabeza no cabe que el plátano o banana se coma así y no es raro que te griten por la calle, como me pasó a mí, «¡¡¡Comilóooooon!!!»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.