Archivo de la etiqueta: museos

Vacaciones en Roma

roma

El Coliseo, la Basílica de San Pedro, la Fontana di Trevi... Aquí tienes los imprescindibles que no te puedes perder

Roma tiene el honor de ser, junto a Londres y París, una de las ciudades más visitadas en Europa. Sin duda, el valor histórico y cultural de sus monumentos lo merecen y uno no deja de sentir que está paseando por un enorme museo cuando camina por esta gran ciudad.
Estos son los lugares que no debes dejar de visitar si vienes a la capital de Italia.

Coliseo

coliseo de roma
El Coliseo siempre está a tope de gente, así que intenta visitarlo por dentro a primera hora para evitar largas colas
Símbolo de la ciudad y joya de la antigüedad. Merece la pena visitarlo dos veces:
  • De día: para admirar sus detalles arquitectónicos y adentrarse en el interior de esos muros que sobreviven a cientos de años de historia.
  • De noche: para disfrutar de un agradable y calmado paseo y observar el monumento iluminado con cuidadoso gusto.
Hay una entrada combinada para visitar el Coliseo y el Foro Romano. El Foro, para todo aquel que no es un gran experto en arqueología o cultura clásica puede resultar algo decepcionante, ya que gran parte de las edificaciones apenas levantan unos pocos metros del suelo. La mayoría están derruidas.

Ciudad del Vaticano

Basílica de San Pedro

basilica san pedro
El país dentro de la ciudad de Roma es la sede de la religión católica. El principal reclamo es, sin duda, visitar la mítica plaza de San Pedro con la monumental Basílica de San Pedro.
La perspectiva si se viene caminando desde el Castillo de Sant’Angelo es tan hermosa como poco habitual en una ciudad que no se caracteriza por avenidas amplias y un urbanismo muy organizado.
Visitar la Basílica por dentro, aunque haya que esperar un poco de cola, merece mucho la pena para ver la inmensidad de las naves de la iglesia católica más grande del mundo, ver el cuerpo embalsamado de Juan XIII o la hermosa y cuidada estatua de la Piedad de Miguel Ángel, aparte de muchas más obras de arte.
plaza de san pedro
Vista desde lo alto de la Basílca de San Pedro

Museo del Vaticano

creacion de adan
Ver los frescos de la Capilla Sixtina pintados por Miguel Ángel son una visita imprescindible. La Creación de Adán te dejará, sencillamente, con la boca abierta. El tour por el museo dura varias horas y no deja de sorprender la gran cantidad de obras de arte que se acumulan en un espacio tan pequeño. Prácticamente, no hay un metro de museo sin una pieza artística.

Fontana di Trevi

fontana di trevi
Esta fuente de estilo barroco sorprende por aparecer sin previo aviso entre estrechas callejuelas. Merece la pena entretenerse un tiempo en apreciar los múltiples detalles del conjunto escultórico… Siempre y cuando la multitud no te agobie, ya que suele estar abarrotada.
Mítica localización de la película La Dolce Vita por la que la fuente es también famosa.
No olvides marcharte de allí sin tirar una moneda a la fuente. Recuerda que debes lanzarla de espaldas con tu mano derecha sobre tu hombro izquierdo.
Verás a unas cuantas personas repetir el mismo movimiento. Por lo visto, el dinero se recoge cada noche y se destina a fines benéficos.

Piazza di Spagna

A pocos cientos de metros se encuentra otra de las plazas más famosas de la ciudad, con su interminable escalinata y la Fuente de la Barcaza.
Otro rincón de la ciudad que bien merece una parada para disfrutar del monumento de estilo barroco y de la iglesia de la Trinità dei Monti, en lo alto de la escalinata.

Piazza Navona

piazza navona
Sorprende por la forma que tiene su planta, pues históricamente fue la pista del estadio de Domiciano.
Además de varias fuentes conocidas, esta plaza alberga, a casi cualquier hora del día, espectáculos callejeros y puestos de arte y recuerdos que amenizan su visita. Merece mucho la pena recorrerla.

Panteón de Agripa

panteon de agripa
Vista del óculo del Panteón
Uno de los grandes descubrimientos para los viajeros, pues se trata del edificio mejor conservado de la antigua Roma.
Por fuera, sorprende su solemnidad y su gran altura. No olvides echar un vistazo hacia arriba cuando pases entre las columnas de camino al interior.
Por dentro, destaca la enorme cúpula, en cuyo punto más alto está perforada por un óculo que permite entrar la luz natural en la estancia creando un juego de luces y sombras muy curioso en la nave.

Monumento a Víctor Manuel II

monumento victor manuel II
Desde este punto Il Duce arengaba a las masas
De estilo neoclásico, históricamente era el lugar predilecto de Benito Mussolini para sus famosos discursos.
Está situado en la Plaza Venezzia, realmente cerca del Coliseo. Merece la pena visualizar el conjunto, ya que se construyó para conmemorar la unificación de Italia en el siglo XIX y se trata de uno de los monumentos más bellos de la ciudad.
Frente al monumento, comienza la famosa Vía del Corso, que merece la pena pasear, pues es la columna que vertebra la ciudad en esta parte, encontrando diferentes atractivos a ambos lados de la calle. Además, en ella se encuentran algunas de las más famosas tiendas de moda.

Trastevere

Tras (el) Tíber, nos encontramos con este barrio lleno de ambiente, restaurantes chulos y otros de cocina más tradicional.
En general, un barrio con mucho encanto que se puede visitar al atardecer, cuando los locales se van llenando de gente y aumenta el ritmo de vida entre sus calles.
Seguro que me he dejado algún lugar por visitar... Deja un comentario y recuérdamelo
Alberto