Archivo de la etiqueta: trekking

La mejor ruta por Islandia en 10 días

Conoce la mejor ruta si viajas a Islandia en aproximadamente 10 días. Todos los lugares obligatorios que debes visitar y los mejores consejos

Ring Road Islandia

La tierra del hielo es uno de los destinos más de moda por muchos motivos: lagos, enormes cascada de agua, glaciares, volcanes y géisers hacen que el paisaje sea un auténtico espectáculo.

Aventura 90%
Naturaleza 100%
Ciudades 25%

En un viaje de 10 días es posible conocer el país casi por completo y recorrer una de las rutas a pie más famosas de la isla: El trekking de Landmannalaugar.

Lo ideal es alquilar un vehículo para recorrer el país con libertad de movimiento.

No es necesario, sin embargo, que sea un vehículo 4×4, a no ser que sea un conductor experimentado, puesto que las rutas en que el uso de la tracción a 4 ruedas es obligado son para pilotos muy expertos.

Día 1. Península Snæfellsnes​

Tras aterrizar en el aeropuerto de Keflavik, uno de los únicos sitios en que no se puede practicar acampada libre del país, lo ideal para comenzar la ruta es alquilar el coche allí mismo.

La ruta transcurre principalmente por la Ring Road, una trazado circular entorno a la isla desde el que son accesibles los principales hitos turísticos.

Ring Road

A ser posible, es fundamental realizar el recorrido en el sentido de las agujas del reloj, puesto que iremos de menos a más en cuanto a los paisajes que veremos y el viaje transcurrirá en un continuo in crescendo.

De camino a la península, el paisaje en la carretera es un aperitivo de lo que vas a encontrar más adelante: el coche serpentea entre campos de lava, acantilados, pequeñas cascadas y pequeños volcanes en un contraste brutal entre el mar, siempre presenta por la ventanilla del conductor, y las montañas que surgen desde el nivel del mar hacia el cielo.

Cráter Eldborg

Desviando la ruta hacia la península, el primer atractivo importante de la ruta en coche por Islandia es el cráter Eldborg: un cono volcánico visible desde la propia carretera y que es una estupenda parada para comer algo y coger fuerzas en una de las múltiples áreas de descanso.

Arnastapi

Acantilados Arnastapi

Continuando la ruta, lo siguiente que se visita es la península de Snæfellsnes. En concreto, los famosos acantilados de Arnastapi, una maravilla modelada por la naturaleza en roca de basalto.

Es un estupendo lugar para descansar y tomar una cerveza: artículo de auténtico lujo en Islandia, por cierto.

Cerveza Islandia

Desde Arnastapi se divisa el glaciar de Snæfellsjökull, el bloque de hielo que corona está península y que esconde bajo su milenario hielo el volcán por el que, según el libro de Julio Verne Viaje al centro de la tierra, los protagonistas se adentran en las entrañas de nuestro planeta.

Para este primer día, parece suficiente aventura. Para los más aventureros, la opción de la tienda de campaña es una opción más que recomendable, ya que se puede acampar en cualquier parte y se trata de uno de los países más seguros del mundo.

Si se busca más comodidad, la oferta de hoteles en un país poco preparado para el turismo no es la panacea, precisamente, pero siempre hay alojamientos interesantes.

Tienda de campaña Islandia

Día 2. El norte de la isla: Goðafoss, Mývatn, Námafjall y Dettifoss

Sin tiempo que perder, se deja atrás la península de Snæfellsnes para retomar el viaje por la Ring Road.

Goðafoss

Godafoss

Tras varios kilómetros por carreteras salpicadas de bonitos paisajes montañosos y bastantes ovejas que no se inmutan con el paso de los coches, se llega a la primera de las grandes cascadas de Islandia: Goðafoss, un salto de agua espectacular que, inesperadamente, es un aperitivo de lo que viene más adelante.

Mývatn

Unos kilómetros más adelante, nos encontramos con el lago Mývatn, en español, el lago de los mosquitos, una enorme masa acuática que llama la atención por la gran cantidad de calderas volcánicas por la que se encuentra rodeado.

Hverfjall

Una de ellas es Hverfjall, que es accesible a pie y a la que es recomendable subir para ver el interior del cráter y el propio lago desde una vista elevada.

Interior cráter Hverfjall

A pocos kilómetros nos encontramos con un balneario de aguas termales que emergen de la tierra a temperaturas entre 30 y 50 grados. Aunque las instalaciones no son comparables a la del famoso Blue Lagoon, merece la pena tomarse un par de horas de relax y disfrutar del baño caliente.

Námafjall

Namafjall

Tras el merecido descanso, el siguiente atractivo en el viaje es Námafjall, un campo de fumarolas, manantiales de agua que surge del manto terrestre en plena ebullición, pozos de barro y otros materiales que chapotean por el calor al que están expuestos. Chimeneas por dónde se escapa el vapor como si de una olla express se tratara y el terreno coloreado por el azufre y demás elementos químicos tiñen las pocas plantas que sobreviven.

Hotspots Namafjall

Sin duda, uno de los lugares más espectaculares de la ruta por Islandia y del mundo en general. En Námafjall, uno es más consciente que nunca del inmenso poder de la naturaleza y de que la Tierra esta viva.

Dettifoss

La guinda del pastel de este segundo día de ruta en coche por Islandia se encuentra bastante alejado de Námafjall, pero si viajas en verano, los días son más largos (incluso infinitos) y entonces puedes aprovechar esa circunstancia para llegar a Dettifoss.

Dettifoss

La cascada de Dettifoss es una columna de agua espeluznante. Ya cuando paras el coche en el parking, a un par de centenares de metros de la caída, se escucha el ruido de los cientos de miles de litros de agua por segundo que descienden por este salto vertical.

No en vano, Dettifoss es considerada la catarata más poderosa de Europa. Sin duda, las cataratas de Islandia no tienen nada que envidiar a las famosas del planeta, como la Victoria, Iguazú o Niágara.

Día 3. Este de Islandia: Vatnajökull, Jökulsárlón y Skaftafell

Retomando la famosa Ring Road en este tercer día, se deja atrás la inmensa llanura desértica y polvorienta del norte del país, más cerca de un paisaje lunar que de cualquier otra cosa.

No deja de llamar la atención encontrar un desierto en esta latitud y con un clima como el de Islandia, pero tiene su explicación.

El agua de lluvia o nieve se infiltra tan rápidamente en el terreno que no permite que crezcan las plantas. El resultado es una superficie de tierra gris, blanca y negra de lava y cenizas volcánicas.

El este de Islandia tiene una geografía que transcurre entre inmensos fiordos y playas de arena volcánica de color negro junto a acantilados, que descubren paisajes muy vistosos.

Playa este Islandia Ring Road

Vatnajökull

Un poco más adelante, se comienza visualizar desde la propia carretera el glaciar de Vatnajökull. En realidad alguna de sus inmensas lenguas, ¡pues este inmenso bloque de hielo perpetuo tiene la misma extensión que la Comunidad de Madrid!

Son múltiples la actividades que se pueden realizar en él, siempre que el presupuesto lo permita: ruta con crampones, sobrevolarlo en helicóptero, visitar sus cuevas…

Jökulsárlón

Aunque quizás uno de los mayores atractivos sea conocerlo más de cerca en Jökulsárlón, una de las grandes estrellas de este viaje.

Jokulsarlon

Esta laguna salada que el mar ha creado erosionando el final de una de las lenguas del glaciar tiene menos de 100 años de vida.

Lo más característico de este lugar son los icebergs que se han formado por el desprendimiento del glaciar sobre las gélidas aguas del océano.

En la visita que se puede realizar a bordo de barcos anfibios por el propio lago, explican por qué se ha producido este fenómeno natural y cuales han sido las consecuencias para el entorno natural.

Navegar entre icebergs milenarios y saborear un trocito de hielo extraído de alguno de los múltiples bloques que flotan en Jökulsárlón es una experiencia única.

Sí además tienes la suerte de vivir el desprendimiento de algún bloque de hielo al lago u observar como voltean los enormes icebergs como si de cubitos de hielo en un vaso de agua se tratara, puedes sentirte muy dichoso. Por cierto, se pueden observar algunas focas y aves marinas dentro de la laguna.

Al otro lado de la carretera, se puede visitar la desembocadura de la laguna en el Atlántico y observar como se acumulan algunos icebergs sobre la playa.

Skaftafell

Skaftafell es un parque natural que, además de tener unas instalaciones excelentes para realizar camping, esconde cientos de rutas a pie para visitar hermosos lugares entre los que destaca la cascada de Svartifoss.

Svartifoss

Las formaciones de basalto negro de la cascada se asemejan a la que hay en los acantilados de Arnastapi.

Día 4. Playa de Vík í Mýrdal, Cascadas de Skógafoss, Seljalandsfoss y vuelta a Reijkiavik

Vík í Mýrdal

Comenzamos este cuarto día de viaje por Islandia en la playa de Vík í Mýrdal y sus famosos trolls: unas moles de piedra en medio del océano Atlántico, frente a la playa. La leyenda del país cuenta que dos trolls se quedaron convertidos en roca por culpa de los rayos del sol.

Playa de Vik

La parte siguiente tampoco tiene desperdicio, puesto que la carretera transcurre por la zona más fértil y con más lagos, ríos y cascadas de la isla.

Skógafoss

Una de las mayores manifestaciones es Skógafoss, una cascada vertical que sorprende al viajero por encontrarse en una posición muy cómoda para ser fotografiada. Llama la atención su ancho y la relativa calma con la que sus aguas se precipitan al vacío.

Skogafoss
Se puede subir desde la base de la cascada hasta la parte alta por un lateral para ver otra perspectiva.

Es, además, la etapa final de la ruta completa del trekking de Landmannalaugar y uno de los saltos de agua más famosos del país.

Seljalandsfoss

Seljalandsfoss, a pocos minutos en coche de Skógafoss, sorprende por su altura y por la fuerza con la que el chorro de agua desciende por la pared rocosa.
Seljalandsfoss

De hecho, es tal la fuerza, que el corriente de agua se despega de la roca, permitiendo pasear por detrás de la cascada y sentir muy de cerca el estruendo del agua.

Gljúfrafoss

Sin retomar la ruta con el coche, a pocos cientos de metros de Seljalandsfoss, es imprescindible descubrir uno de los grandes secretos para los turistas. Se trata de la catarata escondida de Gljúfrafoss.

Gljúfrafoss

Glufrafoss impresionará al viajero por encontrarse dentro de un gruta rodeada por todas partes por paredes de piedra vertical. La luz solar se cuela por el hueco que hay arriba del todo creando unos contrastes luminosos con el agua que son un espectáculo para los ojos.

Catarata escondida Gljúfrafoss
Además, el bullicio y los ecos que produce el agua dentro de la semi cueva hacen que se tenga la sensación de estar viendo algo completamente diferente al resto de saltos de agua.

Hay una pequeña ruta por la que se escala para ver la gruta y la cascada desde un punto más alto. Tiene pasos difíciles, pero merece la pena probar.

Fin del Ring Road

De vuelta a la capital de Islandia, puede que haya tiempo para visitar su curiosa catedral, aunque sinceramente, la ciudad no tiene grandes atractivos.

Si se está viajando en modo camping, el de Reijkiavik junto al estadio de fútbol es enorme y con muy buenas instalaciones, perfecto para una ducha caliente con el típico olor a huevo podrido que produce los altos pero inofensivos índices de azufre.

Para los viajeros que prefieren una buena cama, la capital ofrece más cantidad de hoteles. Consulta aquí los mejores hoteles de Reijkiavik.

Día 5. Círculo Dorado

Para este día, que sirve de transición entre la ruta en coche y el trekking por Landmannalaugar, lo más recomendable es devolver el coche de alquiler y realizar la excursión con alguna compañía local.

Además de los traslados entre cada sitio, el guía te podrá explicar la indiosincrasia de este fantástico país y sus habitantes.

Tras una rápida vuelta por la capital, para conocer las características principales de la ciudad, el minibús se acerca a la primera parada.

Gullfoss

Gullfoss es una de la más famosas cataratas de Islandia. En cualquier caso, un lugar espectacular que queda un poco en segundo plano después de ver las cascadas del día anterior.

Géiser Strokkur

Aquí llega otra de las estrellas del viaje. Cada pocos minutos, este inmenso chorro de agua hirviendo emerge desde la superficie. Los cientos de turistas que se amontonan alrededor se deleitan con el vapor que se eleva decenas de metros y el ruido que provoca la emulsión instantánea.

Strokkur

Posteriormente llega uno de los platos fuertes de esta excursión, totalmente recomendable. El microbús realiza una parada en una central geotérmica, donde un guía explica cómo Islandia es uno de los países pioneros en la utilización y manejo del poderío del planeta Tierra para suministrar agua caliente y energía eléctrica a toda su población.

Allí, se comienza a conocer más información sobre la actividad geotérmica en el país, debido a que se encuentra en la unión de dos placas tectónicas: la euroasiática y la norteamericana.

Thingvellir

Thingvellir es el famoso emplazamiento donde se generó el primer Parlamento islandés hace cientos de años.

Aunque es un espacio muy simbólico para los islandeses, llama poco la atención al turista comparado con otros lugares mucho más espectaculares.

En cualquier caso, es un emplazamiento muy visitado por los amantes del buceo, pues en las gélidas aguas del lago se observa la falla de Silfra.

Día 6, 7 y 8. Trekking Landannalaugar

Etapa 1. Landmannalaugar - Hraftinnusker

El trekking de Landmannalaugar es una de las ruts a pie estrella de Islandia. Su escasa dificultad técnica y física, así como la belleza de los paisajes que se recorren convierten este camino en una de las opciones más visitadas.

Para esta primera etapa de trekking, un autobús 4×4 recoge a los viajeros en varios puntos de Reijkiavik y les acerca al punto de partida de la ruta.

Este camino en bus ya resulta bastante emocionante, ya que el experto conductor debe vadear varios ríos, a veces tan caudalosos, que el agua llega hasta la propia ventanilla.

Trekking Landmanalaugar

A la llegada al centro de visitantes de Landmannalaugar, el paisaje es un aperitivo de lo que se va a poder paladear más adelante. Manantiales de agua caliente en los que poder darse un baño, fumarolas difuminando una montaña coloreada por miles de colores moldeados por los elementos naturales que emanan de la Tierra y ese característico tufillo a azufre.

La primera etapa es bastante dura, un desnivel bastante importante rodeando montañas de múltiples colores y nevadas (casi todo el año) hasta llegar al refugio de Hraftinnusker.

Si se llega temprano, se puede elegir la zona más confortable para dormir en este estupendo refugio de montaña en medio de ninguna parte. Pero si se llega tarde… La única solución es acampar a las puertas esperando que las temperaturas nocturnas no sean demasiado gélidas.

Recorrido: 12km
Tiempo aproximado: 4-5 horas
Desnivel: +470m

Etapa 2 y 3. Hraftinnusker - Álftavatn - Emstrur

Si tienes poco tiempo para realizar este viaje, este es el momento perfecto para «acortar» días para conseguir verlo todo. El segundo día del trekking es perfecto para unir 2 etapas: la que une Hraftinnusker y Álftavatn y la siguiente que llega a Ermstur.

El día comienza saliendo del fantástico refugio de montaña de Hraftinnusker, rodeado de nieves perpetuas que dejan pequeñas cuevas y formaciones heladas.

Esta primera parte de la etapa finaliza con una generosa vista desde lo más alto de la montaña hacia el valle donde se extiende el lago de Álftavatn.

La bajada hacia el refugio no es exigente pero obliga a cruzar un primer torrente provocado por el deshielo. El refugio del final de la etapa 2 es perfecto para comer y coger fuerzas para comenzar la etapa 3 esa misma tarde.

Recorrido: 12km
Tiempo aproximado: 4-5 horas
Desnivel: +150m -490m

Desde Álftavatn comienzan los kilómetros más duros de la ruta debido a los múltiples ríos y torrentes que se han de pasar a pie. Gélidas aguas que provienen del deshielo de los glaciares.

A las bajas temperaturas, hay que añadir la dificultad de la fuerza de la corriente y, en algún caso, la profundidad. El agua puede pasar por encima de la cintura en algunos casos. Es importante analizar bien por dónde es mejor el paso.

La última parte del recorrido es más árida y seca, por lo que es fundamental llenar bien la cantimplora de agua para cruzar este paisaje lunar.

Trekking Landmannalaugar

Al llegar al refugio de Emstrur, las piernas tendrán casi 30 kilómetros a sus espaldas si se han recorrido ambas etapas en el mismo día. Fundamental una buena ducha, masaje para recuperar y una copiosa cena.

Recorrido: 15km
Tiempo aproximado: 6-7 horas
Desnivel: -40m

Etapa 4. Emstrur - Thorsmork

La última etapa de esta aventura debe empezar temprano para llegar a tiempo para coger el bus de vuelta a Reijkiavik desde Thorsmork.

Al comienzo del recorrido se llega a la zona más técnica, ya que hay instaladas algunas cuerdas para acceder a un estrecho puente que cruza el desfiladero sobre un río provocado por el deshielo del glaciar Entujokull.

El desierto va dando paso, poco a poco, a verdes praderas nuevamente. Nos adentramos en el valle de Thorsmork. Aún hay que cruzar a pie un par de ríos hasta llegar al final de esta increíble ruta.

Recorrido: 18km
Tiempo aproximado: 6-7 horas
Desnivel: +150m -300m

Si se disponen de más días, eso sí, se puede continuar hasta Skogafoss. 

Día 9. Blue Lagoon

Blue Lagoon

Este famoso spa de aguas termales es el sitio ideal para poner el punto final al viaje.

Blue Lagoon

La entrada principal no es demasiado cara teniendo en cuenta la calidad de las instalaciones y de las aguas en las que te vas a bañar.

Además, se trata prácticamente de un «museo», en el que se explica las propiedades y beneficios para la salud de estos baños, de donde proviene este agua y cuál es su composición… 

Día 10. Fin de viaje

Islandia es aún un país que no está demasiado explotado turísticamente, así que lo normal es hacer escala y que las conexiones sean bastante largas.

10 días de ruta por Islandia son suficientes para ver los más importante y disfrutar de este singular país realizando una ruta en coche alquilado, excursión contratada y trekking. Eso sí, no hay tiempo que perder.

Sin embargo, es una isla que permite hacer estancias más largas para disfrutar de muchos lugares y realizar excursiones que en esta ruta no ha dado tiempo a ver.

Islandia bien merece volver de nuevo y disfrutar de su naturaleza.

Islandia esconde mucho más lugares, ¿te animas a contarme cuáles he dejado en el tintero?
Alberto